Tu desafío, si decides aceptarlo, es comenzar a generar una cultura de aprendizaje continuo en tu equipo. El centro seguirá siendo crear valor para el cliente, pero también producir aprendizaje para el equipo y la organización.

¿Aceptas el desafío?  

 CONTINUAR